Macron y Von der Leyen buscan convertir a Xi Jinping en un mediador clave para la paz en Ucrania

CHINA 06/04/2023 Por Euronews en español/AFP

Emmanuel Macron inició este jueves en Pekín las esperadas conversaciones para intentar "construir un camino común" con China. 

El presidente francés se reune en la capital con su homólogo Xi Jinping, un estrecho aliado de Moscú que Macron intenta convertir en un mediador clave en favor de la paz en Ucrania.

Macron recordaba en su primera reunión, en el Palacio del Pueblo y frente al primer ministro Li Qiang, lo indispensable de "compartir un análisis común" en este asunto,

 
Pero no solo Macron está en China. La Unión Europea estará también representada por la presidenta de su Comisión, Ursula von der Leyen, que fue igualmente recibida por Li Qiang y que se une a los presidentes en una importante reunión a tres bandas, con el futuro de Ucrania sobre la mesa.

Nuestra compañera Ana Lázaro está presente en Pekín, donde "la visita del presidente francés y de la presidenta de la Comisión Europea se analiza en términos positivos".

"Dicha vista como un reconocimiento del papel preponderante que China quiere jugar en el nuevo orden internacional que se está definiendo desde que empezó la guerra en Ucrania", nos recuerda Lázaro, "pero al mismo tiempo hay un cierto disgusto ya que piensan que Europa quiere obligar a China a tomar partido contra Rusia. Y Pekín defiende su neutralidad y su amistad con Rusia. El primer ministro chino ha pedido a Europa respeto mutuo".

"Europa por su parte quiere evitar que China envíe armas letales a Rusia", concluye nuestra enviada especial. "Ursula von der Leyen ha dicho que es importante poder discutir de todo frente a un entorno geopolítico volátil, y ante unas relaciones entre la Union Europea y China que en los últimos años se han vuelto mas complejas".

Lo más visto
MACRON

Macron dice que Ucrania pronto "caerá"

TASS
EUROPA 21/03/2024

Anteriormente, en una conferencia de prensa con el presidente checo Petr Pavel, Emmanuel Macron dijo que los países europeos no deberían ponerse límites cuando hablan de ayudar a Ucrania.